<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d29441984\x26blogName\x3dSebastian+Avi%C3%B1a\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_HOSTED\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://blog.sebastianavina.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://blog.sebastianavina.com/\x26vt\x3d2343562057309094683', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Sebastian Aviña

... solo un blog más ...

2012

martes, enero 08, 2013

Termina el día y me siento en mi oficina; sin nada que hacer más que esperar el siguiente día.

No me dan ganas de llegar a mi casa, pues no tengo nada que hacer ahí, mas por más que busco, tampoco encuentro mucho que hacer aquí.

Entre una taza de café helado y un cigarro a medio terminar, me acuerdo de ti.

Hay muchas cosas sobre ti que constantemente me dan vuelta en la cabeza. Tal vez no de ti, tal vez de nosotros. Tal vez no de nosotros, más bien de mi.

Te recuerdo, y fuíste la novia perfecta. Eras comprensiva, amorosa, atenta y cariñosa. Aquella niña perfecta que con ansía esperaba.

Me acuerdo de mi, y me avergüenza, me siento mal de haberte tratado así, me entristece haberte dicho las cosas que te dije y no haberte tratado con más respeto.

Paso y repaso lo que paso entre los dos, y no me siento culpable por lo que paso. Es que la relación empezo mal, anduvo mal y termino mal.

Sin embargo me duele no haberlo hecho mejor. Me duele no haberme dado cuenta a tiempo de todo lo que me diste. Me duele que haya pasado tanto tiempo para valorarte.

Yo se que ya no es tiempo, se que tal vez hay cosas en ti, en mi, en ambos que son incompatibles. Entiendo que no quieras volver a internarlo.

Solo quisiera, que cuando volviera a encontrar a alguien como tu: Ya no volver a equivocarme.

  1. Blogger Rolando Garza said:

    Creo que es importante siempre dar lo mejor de uno ... así no hay remordimiento. Me ha tocado aprenderlo a las buenas y a las malas igual que a ti. Un abrazo, estimado... y suerte.

leave a comment