<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d29441984\x26blogName\x3dSebastian+Avi%C3%B1a\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_HOSTED\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://blog.sebastianavina.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://blog.sebastianavina.com/\x26vt\x3d2343562057309094683', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Sebastian Aviña

... solo un blog más ...

Cuento macabro.

sábado, septiembre 27, 2008

Por mucho, esto es lo mas loco que he escrito en mi vida, se que es perturbador, pero me encanto. Me pregunto si tendrá algun valor literario...

Harto de pensar

Por lo que hice, por lo que no hice.
Por lo que quise hacer y nunca pude.
Por lo que pude hacer y no quise.

No paro de pensar en lo que soy, en lo que fuí.
En todo lo que espero de mí, y en todo aquello en que no me quiero convertir.

Mis recuerdos me atormentan.
Mis ideas me torturan.

Quiero ser feliz, pero no paro de preguntarme que significa ser feliz.
Quiero sentir amor, miedo, soledad, quiero sentirlo todo.
Sin embargo, mal comienzo a sentir, trato de buscar una razón, y dejo de sentir.

Termino aquí, sentado, solo, abandonado.
Con solo una idea en la cabeza.
No hay nada que comprender.
No soy nada, no soy magia.
Soy una coincidencia, que a sí misma se llama vida.
Soy un impulso eléctrico que no debió de haber pasado millones de años atras.
Soy solo electrones, que se mueven de un lado a otro, dentro de esto que llamo cabeza.
Me confunden, simulan la sensación de pensar.
No soy nada mas que una chispa, que un día comenzó, y un día acabara.
Idea tras idea no hago mas que estremecerme entre mis propios pensamientos.

¿Que soy?
¿Por que estoy aquí?
¿Por que ahora?
¿por que hoy?
¿por que aquí?
¿por que ella?

Por un momento deseo que todo acabe.
Solo una bala que cruce mi mente.
Solo un tirón, solo un apretón, y todo acabara.
Por fin algo ha de tranquilizarme.
Decidido tomo una pistola, me apunto a la cabeza.
Dispuesto estoy a volarme las ideas.

Una ráfaga ilumina mi pensamiento.
Me imagino inmóvil.
En una cama,
inútil, invalido del cuello a los pies.
es una bala que se fue mal. No he logrado matarme.
Aquí estoy sumergido entre mis pensamientos.
Solo, sin nada que me reconforte, sin mas que ideas que palpitan en mi mente.
Sin mas opción que escuchar mi cabeza.
Por que ya no puedo hacer mas, no he logrado matarme.

Sobre un sueño que nunca fue.

viernes, septiembre 26, 2008

Hay una frase que dice "a las mujeres, ni todo el amor, ni todo el dinero"... Creo que es muy cierta, que si andas de engorroso y empalagoso terminas hartandolas... Pero por mas que trato, no puedo dejar de buscarte a todas horas.

Todo el tiempo quiero estar contigo... y no deja de impresionarme como por ninguna otra di un carajo y como tu haz sabido entrar a lo mas profundo de mi ser.

Haz despertado temores en mí, que no hubiera pensado siquiera existieran unos días atras.

No te puedo decir que eres la niña de mis sueños, por que jamas soñe encontrar alguien como tu.

Te amo

Denisse

lunes, septiembre 15, 2008

Hay algo en ti.

Al principio creí que era la manera esa que tienes para llenar mi mirada.
Con el tiempo pensé que era la sonrisa que ilumina tu rostro.
Cuando te conocí, imagine que era la naturaleza de tu ser, la inocencia de tu espíritu.
Después pensé que solo era la manera en que me envolvías en tus ideas.

Hoy siento que por fin te he encontrado.

Eres tú:
La niña aquella que en mis sueños he buscado, y no había encontrado.
Aquella con quien me gustaría compartir mis sueños y demonios.
Mis éxitos y fracasos.
Aquella con la cual quisiera pasar mis tardes tan solo mirando a los ojos, acariciando sus labios con los míos.

A veces lo pienso, a veces lo siento.
A veces tu recuerdo invade mis pensamientos.
Palpitando intermitente entre ideas.
Entre una y otra.
A cada momento.
Cuando estoy contigo y cuando no.
Cuando te veo y cuando solo un recuerdo nos separa.
Cuando te beso y solo un abrir de ojos me distancia de ti.

Tal vez solo sea una idea.
Tal vez tan solo sea un sentimiento.
Me podrás decir, y no te lo habré de negar que no nos conocemos lo suficiente.
Pero es algo que siento, que solo he sentido contigo.