<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d29441984\x26blogName\x3dSebastian+Avi%C3%B1a\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_HOSTED\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://blog.sebastianavina.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://blog.sebastianavina.com/\x26vt\x3d2343562057309094683', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Sebastian Aviña

... solo un blog más ...

Una pagina mas...

lunes, julio 30, 2007

Esto es algo que escribí hace mucho, el 20 de Octubre del 2004.

Lunes en la noche, todavía tenemos que conectar la iluminación del Stand para la expotec, mañana a las 8 am entrego proyectos de Diseño de sistemas logicos, no lo he terminado, una bolsa llena de Sockets para focos, se ha perdido; al parecer: Nos la robaron. Tengo mil cosas en que pensar y otras tantas por hacer, sin embargo hay algo que desde el Domingo me amartilla las ideas, es ella, estoy parado en el ultimo peldaño de la escalera y pasa una niña, me gustaría verla una vez mas, la he visto ir y venir todo el día y no me he podido armar de valor para platicar con ella, cuando se va, no puedo dejar de ver al horizonte y preguntarme si volvera, y cuando esta presente parece que la vida fuera aun mas complicada y el temor al rechazo me invade.

Hace apenas 8 meses que dejamos de ser novios, y no puedo pasar un solo día sin su recuerdo. A todas horas la llevo conmigo, en mis pensamientos, y no se si eso me hace feliz, o me entristece. Me da alegría recordarla, los tiempos que pasamos juntos, su sonrisa y su mirada, la manera en que me tocaba y como me trataba. Me hacía sentir especial; era feliz a su lado. Pero de repente un día deje de darle la atención que merecía, deje de darle el trato que ella me daba y deje morir la relación. Hoy ella ya no esta conmigo, ya no la tengo a mi lado, y todo por que no pude apreciar cuanto tenía. Todo por que no supe ver cuanto la quería.

Me gustaría saber como esta, si tiene problemas, estar a su lado y ayudarla si me necesita, poderla hacer feliz una vez mas. Como extraño su sonrisa.

Cada día parece mas dificil, cuando me acerco a ella, no se que platicarle, y parece que perdiera mi esencia, olvido todo lo que soy y mi personalidad cambia. Es que te quiero tanto niña, que todas mis ideas se me escapan cuando estoy contigo.

Una voz me interrumpe: Es cierto, tengo que terminar la iluminación para la manta, ya mañana tiene que estar listo a la 1 pm y falta tiempo; de pronto olvido todo lo que estaba pensando y regreso a mi vida cotidiana y perfecta, al stress del tec y a todas las actividades que me quedan por hacer. Estoy seguro que mas tarde voy a volver a pensar en ella, y espero que no pase mucho tiempo para volver a estar a su lado por que mi alma no concibe una vida sin su compañía.

Etiquetas: ,

Forgotten thoughts

A veces, a mitad de la noche, me visitan mis sentimientos. La mayoría del tiempo son sentimientos que creí que me habían abandonado hace mucho tiempo, y que de repente, sin mas ni mas, me vuelven a visitar...

Hace unos meses, tuve una de esas espantosas visitas y a la mitad de la noche, tome el lapiz, y escribí lo que sentía.

¿Por que no puedo sacarte de mis pensamientos?, fue tan corto nuestro amor y tan largo el olvido.
Pienso en todas las cosas que he querido decirte desde hace tanto tiempo, y en tantas otras que me gustaría saber de ti.
¿Realmente querías tiempo cuando cortamos?, o solo me mintió Julieta para que no insistiera y volviera contigo.
¿Realmente te freakea el hecho que aun quiera estar contigo?
¿Es cierto que tu corazón, tus celos y tu despecho pertenecen a otro?
Me siento tan confundido, apenas te conocí. Unos instantes fuimos novios, y sigues tan presente en mi vida como si nunca hubieras salido de esta.

¿Por qué no puedes olvidarla Sebastian?
Es que me gusta su manera de mirar, como sonríe, su manera de caminar y hasta como tiembla cuando tiene frío.
Me gusta cuando me contradice y me deja sin palabras, cuando aciente para darme la razón y hasta cuando cruza los brazos y frunce el ceño en señal de desaprobación.
Me gusta cuando me habla de su carrera y de sus materias, de lo que piensa, de lo que siente y su manera de ver la vida.
Me gusta su cara ovalada, con fines facciones, en ese cuerpo tan sexy y cachondo que tiene.
Pero lo que me enloquece es su suave tono de voz, sus ojos cuando me miran y la sonrisa que se dibuja en su rostro cuando la hago reír.
En alguna ocasión he llegado a pensar que ella fue lo peor que me pudo haber pasado en la vida. Y es que ella me enseño a amarla, pero no a conservar su amor.

Cortamos por que no te supe valorar, por que no me supe comportar. Pero...
¿por qué te ha tomado tanto tiempo perdonarme?,
¿por qué te sientes incomoda cuando te visito?,
¿por qué te niegas a salir conmigo?,
¿por que me tienes bloqueado en el messenger?,
¿acaso te duele verme conectado?,
o ¿sera que no quieres saber nada de mí?
o ¿por qué no quieres darme falsas ilusiones por que ya tienes otra persona en quien pensar?

¿Por qué nunca le dijiste lo que sentías?
Muchas veces traté. Quise llevarla a un café, a cenar, a cualquier lado. Solo quería platicar con ella, pero ella nunca me dio la oportunidad.
Al principio me decía que se sentía incomoda; Tal vez solo necesita mas tiempo -pensé- y la deje respirar.
Un día era su cumpleaños, yo contraté un trío, pensaba disculparme con ella, pero al llegar al departamento, no estaba.
Después me entere que esa misma noche ella había comenzado una nueva relación.

¿Será acaso que estoy encaprichado contigo?
¿Será que después de tanto pensar en ti ya te haz convertido solo en una parte mas de mis pensamientos?
Entonces por qué cuando pienso lo bien que me la he pasado todos estos semestres en Monterrey, no puedo mas que lamentarme por no haber compartido todos estos maravillosos momentos de mi vida contigo.

Después que supe que corto con el, comencé a buscarla, en su casa, en su departamento, en el telefono. Al principio egoístamente solo la buscaba por el placer de escuchar su voz.
Con el tiempo solo quería pretenderla, disfrutar cada momento a su lado, regöcijandome de ese embriagante aroma que emana de su ser y de esos brazos tan dulces que un día me envolvieron.
Pero un día 14 de Febrero todo cambio, la fui a buscar a su salón, solo por el afán de verla una vez mas sonreír.
Ella al verme, solo se detuvo un minuto para recibir mi regalo y decirme que todo había terminado, que ya no era la misma y que dejara de buscarla.
Traté de detenerla, la rodeaba para ver si se distraía y me prestaba atención. Pero todo fue en vano: Ella siguió su camino sin detenerse, hasta perderse en el horizonte.
Pensé que no la volvería a ver jamas, pensé que no tendría el valor para volverla a buscar.

Me tomaron 10 días y unas copas de vino para comenzar una nueva relación, y despues de 5 meses de noviazgo comprendí muchas cosas, la mas importante: había conocido el amor de mi vida, y la había dejado ir. Me di cuenta que en realidad mi corazón no me había fallado ese verano que la pretendí y que no importaba que hiciera, Diana siempre estaría dentro de mí.

Son muchas mis preguntas, y es aun mas grande el hambre que tengo de ti. El deseo me exige que seas mi novia, pero mi corazón me pide que te pretenda, te conquiste y te enamore una vez mas.

Etiquetas: ,